Si tú quieres

Yo, que siempre dejo las puertas abiertas,
porque creo que solo debe quedarse quien quiera,
si alguna vez te dije “puedes irte”, 
no fue porque quisiera que te fueras,
sino porque deseo que seas libre
y que elijas estar
cuando nada te retenga.

Querido tiempo futuro…

Querido tiempo futuro, aunque no soy quien para darte consejos, me he tomado la atribución de hacerte algunas sugerencias. Si no es mucha molestia, me gustaría que te tomaras el tiempo de leerlas o escucharlas, si prefieres, y ya te las leo yo.

Para empezar, estaría bien que vengas cargado de mucha paciencia, ya sabes lo loca que soy y cuántas veces puedo cambiar de opinión, pero no vengas desesperado que, aunque sea en el último momento, sabes que me encanta decidir y que aún estoy aprendiendo a esperar.

Leer más

Pequeña mía

Pequeña mía, tengo algo que contarte, una confesión que hacerte, aunque creo que tú ya te imaginas de qué se trata.

He podido ver tus ojos mirar a los míos fijamente, redescubriendo algo que no habías visto nunca. Me has visto rota y desordenada, intentando mantener el equilibrio aunque me temblaran las piernas. He visto en ti más fuerza de la que podría haber llegado a imaginar, y me has agarrado de las manos con firmeza, y no me has dejado caer.

Leer más

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑