Encontrarnos con el misterio

Esta Semana Santa es tan diferente… No hay viajes ni reencuentros con amigos o familiares que hace tiempo no veíamos, tampoco procesiones ni celebraciones en comunidad. Sin embargo, la Semana Santa siempre es una oportunidad (y esta vez de unas características excepcionales) que, a pesar de todo, nos invita a quedarnos con lo esencial, a atrevernos a ir más adentro, a llegar hasta el fondo de nuestro corazón.

Es una ocasión perfecta para buscar respuestas a preguntas incómodas, para mirar en nuestro interior y cuestionarnos a nosotros mismos. Pero, sobre todo, es una oportunidad para entrar en el misterio de un Dios que se hizo hombre, que se arrodilló para lavar nuestros pies y se entregó completamente, por amor. Entrar en el misterio del Amor sin límite, de la entrega absoluta de Dios que en Jesús revoluciona nuestras vidas y supera nuestra lógica humana. Un Dios que abraza la fragilidad del ser humano y la hace suya.

Esta Semana Santa, sin duda, es diferente y de ella también nosotros podemos salir siendo distintos. Porque siempre hay algo que podemos cambiar, porque esta puede ser nuestra oportunidad. Porque el Amor no deja a nadie indiferente.

Porque esta es una invitación a amar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: